Cold Iron

      No hay comentarios en Cold Iron

Escuchó el hacedor hablar de un reino donde unas criaturas antiguas y una guerra actual amenazaban a la familia real. 

Título: Cold Iron
Autora: Stina Leicht
Editorial: Saga Press
Saga: The Malorum Gates I
Páginas: 672
Sinopsis: Los mellizos Nels y Suvi superan problemas mágicos y militares en esta novela de fantasía con mosquetes.

Opinión: Normalmente, el grimdark no es uno de mis subgéneros favoritos dentro de la fantasía, ya que supone la aparición de una cantidad inusitada de violencia gráfica así como de un tono desesperanzador que amenaza con convertirse en el esquema de la sociedad. Dicho esto, cogí este libro porque su segunda parte está nominada a los premios Locus de este año y quería ver de dónde surgía ese interés. No puedo negar que ver un grimdark de flintlock fantasy (o fantasía con mosquetes y cañones) tenía un cierto encanto especial. Cuando leí que, además, había piratas, bestias horrendas y faes, pues ya no pude resistirme, la verdad. Me ha costado más de lo que pensaba terminarlo porque es un libro más largo de lo que parece a primera vista y casi autoconclusivo.

«Entra por el grimdark y quédate por el fluffy» resume buena parte del libro. Puede que el libro empiece sangriento, y tenga muchas escenas que parecen llevar a la desesperanza, pero desde la aparición de Ilta bastante prontito, empiezas a notar que lo importante son los personajes y su estado emocional, tanto positivo como negativo. Sí, hay politiqueo y bastante interesante, sí, hay violencia, a veces muy gráfica, pero lo que lleva claramente el peso de la historia son las emociones y la evolución de los tres personajes principales. Suvi, Ilta y Nels son de lo mejorcito que he encontrado como personajes y la relación entre Ilta y Nels es de las más interesantes, tanto por lo que causa, como por la forma de expresarla. No solo eso, sino que los personajes secundarios se hacen un hueco en tu corazón y cuando, siendo grimdark, inevitablemente pasa lo que pasa, no te sientes timado sino que realmente sientes que se ha perdido algo importante.

A todo esto ayuda que el estilo de la autora sepa fluctuar perfectamente entre los párrafos emotivos e introspectivos y los párrafos llenos de violencia y sangre. Normalmente, uno de estos dos extremos se descuida al escribir libros con estas características, lo que dificulta la conexión y la empatía con los personajes. Las descripciones de las zonas antes de que la guerra pase por ellas y después muestra la desolación del conflicto con total claridad. Otro tema que centra el discurso de la autora es el honor y de dónde proviene la autoridad. Precisamente para eso se nos presentan oficiales del ejército que cumplen las normas y oficiales que abusan de ellas. No tiene el menor reparo en calificar y mostrar al lector la violencia que eso suscita. Además, al tener la raza de los protagonistas magia de control mental, uno de los temas que también roza con bastante frecuencia es el del consentimiento. Así, se ve cuándo la autoridad emanada de ese tipo de magia se emplea correctamente y cuándo supone un abuso contra las  personas. Y todos los personajes reaccionan ante esto con diferentes actitudes, pero en ningún caso se normaliza y se deja de lado. No he sentido en ningún momento que la autora dejase pasar ningún tema, ya fuera el racismo, ya fuera la homofobia institucionalizada, ya fuera la necesidad de crear nuevas tradiciones cuando las antiguas no sirven.

Otro detalle importante del libro es la forma en que se estructura. Me ha encantado ver cómo van entrelazándose los tres caminos. Sabes desde el principio que van a estar así, porque la autora en ningún momento lo niega, sino que muestra claramente cómo cada uno de los protagonistas está preocupado por el resto. Y precisamente eso hace que tú también te plantees lo que está pasando, o que digas «no te haces una idea, macho». Y eso contribuye muchísimo a que quieras seguir leyendo para llegar al cambio de personaje, para ver qué nuevas sorpresas te depara el otro camino. Puede hacerse, en algunas ocasiones, un tanto cansino, porque no hay un equilibrio perfecto entre los tres, ya que se centra mucho más en Nels que en las otras dos.

En definitiva, si buscáis un grimdark algo diferente, con un tono que acaba en esperanza y no en desesperación, unos personajes que buscan el honor y que luchan contra viento y marea para ser fieles a sus principios y una adecuada representación, este es vuestro libro. También os puede interesar si os preguntáis cómo se puede incluir a las hadas en un mundo donde la pólvora hace que la magia no sea la forma más efectiva de enfrentarse a los enemigos.

 

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 8
Sociedad : 7
Amor: 8
Estilo: 8
Personajes: 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.