El bestiario de Axlin

      3 comentarios en El bestiario de Axlin

Título: El bestiario de Axlin
Trilogía: Guardianes de la Ciudadela I
Autora: Laura Gallego
Editorial: Montena
Páginas: 512
Sinopsis: El mundo de Axlin está plagado de monstruos. Algunos atacan a los viajeros en los caminos, otros asedian las aldeas hasta que logran arrasarlas por completo y otros entran en las casas por las noches para llevarse a los niños mientras duermen.
Axlin es la escriba de su aldea, la única que sabe leer y escribir. Y se ha propuesto investigar todo lo que pueda sobre los monstruos y plasmar sus descubrimientos en un libro que pueda servir de guía y protección a otras personas. Por eso decide partir con los buhoneros para reunir la sabiduría ancestral de las aldeas en su precaria lucha contra los monstruos. No obstante, a lo largo de su viaje descubrirá cosas que jamás habría imaginado cuando partió.

Opinión: Uff. La verdad es que no tengo muy claro qué opinión tengo, ni siquiera si me ha gustado o no. A ver qué sale al final de la reseña conforme la vaya haciendo y piense en todos esos puntos que tiene. Por un lado es una nueva trilogía fantástica de Laura Gallego, bien gordita, con sus 500 páginas aproximadamente en este primer libro, que nada tiene que ver con Memorias de Idhún. Pero es que, a excepción de Dos velas para el diablo, Donde los árboles cantan y Todas las hadas del reino, desde entonces creo que ningún otro ha estado a la altura de sus obras anteriores. Y, la portada, que aunque es muy bonita y es de Paolo Barbieri, recuerda un montón a El nombre del viento y no sé si eso es bueno… porque no tiene nada que ver.

Para empezar, debo reconocer que el primer cuarto del libro se me hizo muy cuesta arriba. Rozaba lo aburrido porque página tras página era básicamente un compendio de monstruos, donde te presentaban los distintos tipos que había, siendo eso lo más importante (también es verdad que el libro se llama El bestiario de Axlin por algo, pero…). Y eso no sería malo si fuese un libro ilustrado, pues ya sabéis que, por ejemplo, Pequeños detectives de monstruos tiene también un libro de monstruos y es super entretenido y ameno de leer, pues está ilustrado y puedes ver todas las curiosidades que tiene y cómo combatirlos de un simple vistazo gracias a la maquetación tan maravillosa que tiene y no teniendo que leer un montón de páginas… De hecho, me sorprende que como técnica de marketing no hayan hecho un librito de grapa que emulara el libro de Axlin, con dibujos y todo. Tiempo al tiempo, que quedan dos libros todavía y en alguno de ellos puede salir. Eso molaría un montón. Pero a lo que iba: aunque al principio puede resultar interesante la cantidad tan variada de monstruos que hay y los nombres tan «ocurrentes» que tienen, con tantas páginas llega a convertirse en tedio más que en interés. Al menos en mi caso.

Axlin es una chica a la que no le gusta mucho el mundo en el que vive y del que quiere escapar porque no se ve parte de él. Y no es de extrañar porque imaginaos que es apocalíptico donde hay zombies que se quieren comer a los humanos y estos tienen que vivir en enclaves y estar siempre atentos por cualquier ataque. Salvo que, en este caso, en lugar de zombies, son monstruos de distintas clases y tipos. Y, claro, tienen que estar también pendientes de sobrevivir y de no extinguirse, por lo que las chicas, en cuanto tienen edad para tener hijos, se ponen manos a la obra y se casan con el primer varón disponible que haya, sea de su edad, o no (porque tienen que estar casadas para tener hijos…). Y Axlin como que no quiere cumplir con su deber. Ella prefiere escribir un libro de monstruos para recopilar todos los que existen y ayudar a la gente a combatirlos, viajar por los caminos y el resto de enclaves, someterse a un sinfín de peligros y más para no tener que acostarse con su prometido, al que quiere muchísimo, conste. Imaginaos la cara de Tuk cuando le dice prácticamente que prefiere morir a estar con él…

Así que ella se despide de su familia y amigos, de todo lo que conoce y se lanza a la aventura con los buhoneros para conocer monstruos y lugares nuevos. Además, aprenderá a defenderse y a elegir las armas adecuadas para su condición, porque una cosa que no he dicho es que Axlin es tullida. Pero, tranquilos, es algo que no se os va a poder olvidar porque desde el principio te lo recuerdan una y otra vez a base de adjetivos que te hacen ver que Axlin no es tan rápida como los demás, que se arrastra, que cojea, etc, etc. También te dicen que no tiene pelo porque en su enclave es costumbre rapárselo, pero, luego, según avanza su viaje, no tengo claro si se lo deja crecer un poco o a qué llaman «pelo corto» (¿o por qué en la portada tiene pelo?). Y todo es una sucesión de lo mismo (viajar, entrenar, encontrarse con bichos nuevos, pelear, llegar a un nuevo enclave y vuelta a empezar), de ahí que me resulte tedioso, hasta que llegamos a la mitad del libro y conocemos a Xein.

La edición del libro incluye el mapa con el recorrido que hace Axlin desde su enclave al oeste, hasta la Ciudadela, al este. Es cerca de allí donde vive Xein, un muchacho muy hábil que se considera a sí mismo «cazador de monstruos» y que se enorgullece de que los monstruos le teman y no al revés. Entre otras cosas, lo peculiar de este chico es que vive en un enclave abandonado solo con su madre, aislados, recibiendo únicamente la visita esporádica de un buhonero que los tiene en su ruta. Así pues, cuando Axlin llega por allí impulsada por una investigación, no es muy bienvenida, pues, sobre todo la madre, sienten recelo hacia ella. Y es que, más adelante, veremos que Xein tiene otras peculiaridades que nos abrirá más la trama y nos dará más caminos a tomar.

Pero el título de la trilogía se llama «Guardianes de la Ciudadela» y aún no ha salido nada que tenga que ver con el tema. Y no lo hará hasta más allá de la mitad del libro, más concretamente en cuanto Axlin se vaya aproximando a la famosa Ciudadela, el sitio donde puedes vivir sin preocuparte de los monstruos, donde conoceremos a sus guardianes, unas personas con ojos extraños y muy bien entrenadas que protegen los muros de la ciudad y a los enclaves cercanos (porque en el oeste no han oído hablar de ellos siquiera). Esta parte, por cierto, me ha recordado en ocasiones a Amanecer Rojo, no solo por los «dorados», sino también por el entrenamiento tan cruel que desempeñan y las torturas que acaban sufriendo (con su lavado mental correspondiente, claro).

Y hasta aquí puedo leer para no hacer spoilers, aunque creo que en algún momento he rozado sin querer alguno. Pero era necesario para explicar algunas cosas importantes de la trama, pues hay momentos en los que hay dos historias paralelas, que no se unen en ningún punto. La historia continuará en los dos libros siguientes (que ya están escritos, solo falta que se publiquen) y, aunque solo hay abierto un cabo suelto (qué pasará con cierta relación amorosa), estoy convencida de que habrá más investigaciones sobre los monstruos porque han dejado caer muchas dudas sobre su procedencia (que ya tengo mis teorías) y porque, desde mi punto de vista, la trilogía trata sobre los monstruos, no sobre los guardianes… Pero ya lo veremos.

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 7
Amor: 6*
Estilo: 7
Trama: 7.5
 Ambientación: 7.5

*No suelo hacer esto, pero como no he mencionado lo del amor en la reseña lo justifico en spoiler:

Spoiler del primer libro

La relación de Axlin con Xein es insulsa. Creo que es lo que más me ha gustado, pero es muy rápida, tanto para ellos como para el lector. Y la escena de cama es de risa, vamos. Si se hubiera desarrollado más, o haberle dado más importancia, quizá podría justificar esa promesa de amor de reencontrarse, o de esperar un año a que acabe la instrucción y se gradúe… ¿Pero en tan solo tres semanas que consoliden un amor así? Que entiendo el flechazo absoluto, aunque no fue de golpe, pero… Por no mencionar esa despreocupación absoluta a quedarse embarazada, después de que dejara a Tux precisamente por eso… No sé. No me ha convencido. Me ha faltado tiempo.

[plegar]

3 pensamientos en “El bestiario de Axlin

  1. Khardan

    La verdad es que no sé qué pensar del libro. ¿Ha perdido mucho la magia de Laura en la escritura? Quiero decir, no parece que los personajes te hayan llamado, más bien parecen algo cansinos. Lo del bestiario es interesante, pero yo qué sé… ¿quizá se ha paado con lo bonico del mundo y no ha conseguido que la trama sea interesante?

    Responder
  2. Sam

    Hola!!

    ¡A mí no me resultó pesado! Sí es cierto que el momento en que conoce a Xein me da la impresión que es donde empieza de verdad la historia, que todo lo anterior ha sido un preludio para presentarnos el mundo. Pero quitando algún enclave que te mencionan de pasada que sí me sobraba (si lo vas a mencionar de pasada, es que no le das importancia: omítelo, ya nos has dicho que la chica se ha convertido en la experta en monstruos número 1 de los enclaves), el resto no me ha parecido mal, aunque quizá porque lo he leído a trozos. Y me encantaron los hermanos buhoneros medio locos *-*
    Un punto que sí me pareció curioso fue un enclave en que Axlin llega a la conclusión de que los monstruos podrían haber atacado… y no lo hicieron. Así que, tras un libro intentando estudiarlos, ¿en qué piensan los monstruos? ¿Tienen sus enclaves y les dejan crecer para luego comerlos poco a poco? ¿Son más de atracones pero en el momento propicio? Parecen tener más cerebro del que les atribuyen, eso sin duda. Así que tu teoría de que la trilogía va más sobre los monstruos que sobre los guardianes… ojalá sea cierta.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.