El largo viaje a un pequeño planeta iracundo

Escuchó el hacedor una historia de un viaje por toda la galaxia.

Título: El largo viaje a un pequeño planeta iracundo
Título original: The Long Way to a Small, Angry Planet.
Autora: Becky Chambers
Traductor: Alexander Páez
Editorial de la edición española: Insólita Ediciones
Editorial de la edición reseñada: Harper Voyager
ISBN de la edición española:  9788494702044
ISBN de la edición reseñada: 9781473619807
Páginas: 404
Sinopsis: Rosemary Harper se une a la tripulación de la Peregrina, una vieja nave tuneladora, sin saber muy bien qué esperar de su primer trabajo. Aunque la nave ha visto tiempos mejores, le ofrece un pequeño lugar al que llamar hogar durante un tiempo, algo de aventura en los confines más alejados de la galaxia y, lo que es más importante para ella, la oportunidad de dejar atrás su pasado.

La tripulación está compuesta por individuos de diferentes planetas, especies y géneros; desde Sissix, la amistosa piloto reptiliana, a Kizzy y Jenks, los ingenieros que mantienen la nave en funcionamiento; pasando por Lovey, la IA de la Peregrina. La vida a bordo es caótica, aunque bastante relajada: justo lo que Rosemary necesita.

Hasta que les ofrecen el trabajo de sus vidas: la oportunidad de construir un túnel hiperespacial a un lejano planeta. Si completan el encargo, ganarán el suficiente dinero para vivir holgadamente durante años… Pero antes deberán sobrevivir al largo viaje a través de los confines del espacio.

Sin embargo Rosemary no es la única persona a bordo con secretos que ocultar, y la tripulación pronto descubrirá que el espacio puede ser vasto, pero las naves espaciales son muy pequeñas.

Opinión: Normalmente, veo a mucha gente introducir este título en su lista de hopepunk y le tenía bastantes ganas debido a eso. Quizá lo más interesante del libro es cómo construye su sociedad en base al respeto a las diferencias y no a partir de buscar las similitudes entre las distintas especies, aunque remarque que sí hay algunas similitudes mínimas. Se trata de un libro que se centra en el viaje de una nave de un punto a otro de los sistemas habitados para acabar llegando a una nueva zona para seguir con su trabajo creando agujeros de gusano. Por ello, lo importante en este libro son las relaciones de los personajes con la galaxia que los rodea, así como la comprensión de los distintos estilos de vida que hay.

La trama se centra en el viaje, con una serie de sobresaltos, pero solo es una excusa para plantear unas relaciones y un posible futuro de la humanidad, que, a mi entender, se acercan mucho a lo que uno podría esperar de un Star Trek o algo semejante. En el sentido de que es un futuro casi utópico, donde apenas hay carestías de recursos, si bien siguen basándose en un sistema económico. Y donde las especies han aprendido a vivir en paz consigo mismas y entre todas. Una de las cosas que me ha hecho gracia es que los mensajes que transmiten las especies son extremadamente “te lo tiro a la cara y como no te des cuenta, pues oye, si eso piensa un poco”. Es decir, tenemos a una especie que entiende el tema de los límites mejor que nadie, una que muestra el problema de buscar la armonía absoluta a base de eliminar a cualquiera que opine diferente, una que trata mal a los prisioneros que no considera seres inteligentes o que considera aberraciones. Vamos, no es precisamente un libro que se oculte en los mensajes que plantea. Y cada escena, más o menos, es una muestra de un mensaje. Me ha agradado esto, no os voy a engañar, pero puede que a alguien le resulte molesto.

Lo que no resultará molesto en ningún caso es el estilo de la autora, que es limpio y rápido, introduciendo a los personajes con pinceladas que van configurando un cuadro mucho más complejo de lo que se puede esperar con facilidad. Es un acierto el cambio de foco de la cámara cada cierto tiempo, puesto que nos permite atisbar detalles que, de otra manera, podrían pasársenos por alto. Mención aparte merece la forma en que muestra los sentimientos de los distintos personajes sin ocultar la complejidad de ninguna de las especies, sino dando a entender que, aunque no son “todos así, si son las bases culturales que les determinan más o menos”. Excepto en el caso de los humanos, en un extraño caso de excepcionalismo que da varias posibles construcciones para los humanos, ya sean de la Diáspora o de las Colonias.

En definitiva, este es uno de esos libros con diferentes niveles de lectura que entra por los ojos, se queda en el corazón y hace pensar sobre lo que damos por sentado. Una lectura muy interesante que, quizás, resulta a veces demasiado serializada. Es de agradecer que muestre un futuro positivo entre toda la oscuridad que rodea muchas veces la ciencia ficción actual. La reseña la he hecho sobre la edición inglesa, así que no sé cómo habrá quedado la traducción.

Impresión general

Puntuaciones

Trama: 7

Sociedad: 9

Política: 7

Estilo: 7

Personajes: 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.