Children of Blood and Bone

      1 comentario en Children of Blood and Bone

Escuchó el hacedor la historia de cuatro jóvenes con perspectivas muy distintas en un viaje para revitalizar la magia.

Título: Hijos de sangre y hueso
Título original: Children of Blood and Bone
Autora: Tomi Adeyemi
Traductora: Ana Mata Buil
Editorial: Molino
Saga: Legados de los Orïsha I
Páginas: 624
ISBN: 9788427213418
Sinopsis: Zélie Adebola recuerda cuando la tierra de Orïsha desprendía magia. Pero todo cambió la noche en que esta desapareció. Por orden del rey, los maji fueron perseguidos y aniquilados. Ahora, Zélie tiene una oportunidad de devolver la magia a su gente, pero para ello deberá ser más rápida y astuta que el príncipe heredero del trono, que está dispuesto a todo con tal de erradicar la magia para siempre. El peligro acecha en Orïsha, donde los leopardarios de nieve campan a sus anchas y los espíritus vengativos esperan escondidos bajo el agua. Sin embargo, el mayor peligro puede ser la propia Zélie en su lucha por controlar sus poderes.

Opinión: ¿Sabéis esas situaciones en las que evitas leer algo porque está sonando mucho a tu alrededor y no acabas de estar convencido con la premisa ni con las ideas? Pues eso me pasó con este libro. Ahora bien, tengo que reconocer que estaba equivocado, y, aunque tengo problemas con algunas decisiones del lenguaje empleado en la obra, creo que es una visión interesante de la magia y de las historias. No sé si es tan bueno como algunos dicen, pero sí que es una lectura entretenida con algunas ideas muy interesantes entretejidas en su construcción del mundo. Quizá uno de los detalles que más me han llamado la atención es la construcción de la historia en base a cuatro personajes, aunque resulta muy evidente cómo van a acabar… o eso pensarías. Otro detalle interesante es que se trata de un libro seudoautoconclusivo, así que si solo queréis meter la patita en este estilo de historias es un buen punto, que os puede hacer querer más o simplemente satisfacer vuestra curiosidad.

En un reino de… pongamos África, que se puede identificar con Nigeria, ya que está por ahí Lagos como capital, el rey masacró hace tiempo a todos los magos, y sus descendientes, señalados por el pelo blanco (como el albinismo pero en el pelo y que te puede dar poderes mágicos… como la superstición indica sobre los albinos), se ven perseguidos y esclavizados en cuanto no pueden hacer frente a unos impuestos especiales para ellos. Es decir, estamos en una sociedad de castas donde los antiguamente reverenciados se han convertido prácticamente en parias. Una de los personajes pertenece a esta casta. Otros dos son los príncipes del país, uno que intenta contentar a su padre y ser un buen príncipe heredero y otra a la que nada más empezar se le despierta la conciencia, aunque a un precio muy alto. El último es el hermano de la no-maga (diviner en inglés). Así, tenemos una situación donde hay trauma tanto social como familiar pasando por el de los sentimientos que suele aparecer cuando juntas a gente que se puede sentir atraída por otra gente. El tema de los sentimientos está muy bien llevado, haciendo que, como lector, no puedas evitar ver por dónde van a ir los tiros y, sin embargo, haciéndote sufrir en la justa medida para que no acabes cansado de la tensión no resuelta.

La evolución de los personajes a lo largo de la novela parte de distintos prismas. Por un lado, tenemos a la princesa que está descubriendo cómo es el mundo real y las consecuencias que puede tener su decisión de mantener sus manos limpias en una sociedad que pisa a los demás. Por otro, tenemos al príncipe que busca la aprobación de su padre, a pesar de todos los problemas que le ocasiona ser como es. Y es la evolución de estos dos personajes la más interesante, porque, mientras los otros dos muestran la lucha y la resistencia frente a un régimen que les explora y que los destruiría sin mirar atrás (y la evolución del poder y de la inclusión en el grupo adulto), estos nos muestran una visión con la que llama a cuestionar la posición que tenemos incluso cuando nuestros privilegios podrían cegarnos.

En otro orden de cosas, tenemos el tema del abuso dentro de la familia y de la creencia que puedes cambiar a alguien que se alimenta de odio. Por eso me han gustado particularmente los dos personajes de la familia real, porque muestran una esperanza y una búsqueda de formas de salir de una familia tóxica y, al mismo tiempo, no se quedan ciegos a la realidad que les rodea, sino que buscan mejorarla también. Otro punto interesante es la forma en que se presenta la amistad incipiente entre las dos chicas, que les cuesta abrirse la una a la otra pero poco a poco se acercan a través de actitudes y de la evolución de ambas para acabar teniendo algunas de las mejores escenas (incluyendo una importante en la que se muestra cómo reaccionan al ver el interés en cada chico). Además, aunque predomine la sociedad opresiva, también tienen tiempo para mostrar otros tipos de sociedades posibles, y para dejar caer que en “Europa” también hubo problemas por el estilo y que los exportamos.

En definitiva, como novela juvenil está muy bien y consigue tocar todos los tropos habituales con la suficiente frescura para que, aunque el lector sepa qué esperar, no se haga pesado en casi ningún momento. Y además es una novela bastante comprometida que muestra realidades y situaciones con una sutileza suficiente para que el lector no pueda evitar plantearse su raíz en la realidad.

Impresión general

Puntuaciones

Trama: 7

Sociedad: 8

Magia: 8

Estilo: 7

Personajes: 7

Un pensamiento en “Children of Blood and Bone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.