Belleza cruel

      No hay comentarios en Belleza cruel

¿Príncipe o bestia?

belleza cruelTítulo: Belleza cruel
Título original: Cruel Beauty
Autora: Rosamund Hodge
Traducción: Leticia Puig
Editorial: Kiwi
ISBN: 9788494134883
Sinopsis: Desde su nacimiento, Nyx ha sido prometida al malvado gobernante de su reino —todo por un trato temerario de su padre. Desde entonces han estado entrenándola para matarlo. Traicionada por su familia y obligada a obedecerla, Nyx clama contra su destino. En su decimoséptimo cumpleaños abandona todo lo que conoce para casarse con el todopoderoso e inmortal Ignifex. ¿Su plan? Seducirlo, desarmarlo y romper la maldición que pesa sobre su pueblo desde hace novecientos años.
Pero Ignifex no es lo que Nyx esperaba. Su encanto, la seducción, y su castillo —un mágico laberinto de habitaciones en movimiento—, la tienen cautiva. Mientras Nyx busca una forma de liberar a su pueblo descubriendo los secretos de Ignifex, se sentirá involuntariamente atraída por él. Aun atreviéndose a amar a su enemigo, ¿cómo negar su deber de matarlo?
Basado en el clásico cuento de La Bella y la Bestia, Belleza Cruel es una historia de amor deslumbrante sobre nuestros más oscuros deseos y su poder para cambiar nuestro destino.

Opinión: Si en «Besar a un ángel» el detonante era un matrimonio concertado, en esta se repite. La diferencia es que nos alejamos de la novela rosa y llegamos a la fantástica, dando pie a un retelling bastante interesante de «La bella y la bestia» (aunque en ocasiones me ha recordado a Peter Pan por eso de la sombra…).

Aquí, Nyx sabe desde los doce años que su destino es casarse con el rey de los demonios (aka Señor Bondadoso). No es algo que pueda evitar, debe aceptarlo y hacerlo. Pero, aprovechando esa circunstancia, también tiene la misión secreta de matarlo. Por eso estudia la Hermética (la magia de ese mundo). No obstante, el saber desde siempre que tu destino está ya fijado y que no puedes hacer nada para evitarlo, provoca que nuestra protagonista crezca llena de odio y rencor hacia todos. Hacia su padre por venderla a Ignifex, hacia su hermana por tener todo lo que ella no tiene (libertad, ignorancia, el amor de su padre…), hacia el Señor Bondadoso por existir y tener que desposarse y cumplir su misión… Incluso hacia su madre muerta, a la cual ni siquiera conoció. Eso hace que tengamos a un personaje fuerte y con un carácter bien marcado por el dolor, nada de chicas inocentes e ingenuas que buscan esperanza.

Precisamente es esta personalidad lo que la ayudará a sobrevivir en el castillo y en su convivencia con su esposo. Porque, tal y como dice Ignifex, «de todas las esposas que he tenido eres mi favorita» (o algo así). No son pocas las veces que intenta estrangularlo, o apuñalarlo, o matarlo sin más. Y precisamente esa rebeldía y pasión es lo que hace que el rey demonio sonría con picardía y le robe de vez en cuando algún beso, turbando por completo la mente de Nyx. No obstante, debemos prestar atención también a Sombra, un personaje que tiene físicamente por la noche el mismo aspecto que Ignifex (es que literalmente es su sombra, pero pudiendo alejarse de él y siendo una especie de criado demoníaco, aunque con ojos muy humanos) y que parece robar el corazón de nuestra protagonista, mientras se esfuerza por odiar a su marido. Un triángulo un poco raro, pero totalmente consecuente. Si lo leéis, lo entenderéis; tiene todo el sentido del mundo. Pero no puedo decir más por rozar los spoilers.

Así pues, la historia girará básicamente en torno a deshacer la maldición que recae sobre Arcadia: el país está herméticamente aislado del resto del mundo, hay demonios que les hacen daño (aunque el Señor Bondadoso existe para controlarlos y evitar que pase eso) y el cielo que tienen no es azul, sino de color apergaminado. Y Nyx y su familia tienen la firma creencia de que para romper el maleficio, deberán destruir a Ignifex, al cual culpan de todos los males. Pero… No va a ser tan sencillo. Ni los malos son tan malos, ni los buenos son tan buenos. Y, por supuesto, nadie conoce la auténtica verdad que se oculta detrás del Cataclismo de hace novecientos años. Por eso, a pesar de que la parte romántica es importante, esta historia tiene una trama más potente y con más peso, digna para catalogarla dentro de Fantasía. Y un final que… Bueno, no es el que me hubiera esperado, ni el que considero que fuera el mejor, pero tampoco está mal del todo. Es otra opción.

Sobre si es un retelling o no… No sé muy bien qué deciros. Sí es cierto que he visto muchos paralelismos: el castillo es mágico (no hay objetos animados, pero la casa de por sí se mueve sola y cambia las puertas de lugar cuando le da la gana, como en La casa de los mil pasillos), las rosas, el espejo que te enseña lo que deseas, el simbolismo de la bestia encerrada en el Señor Bondadoso como rey demonio, la biblioteca (inútil porque está censurada al completo) y esa esperanza de romper el hechizo final adivinando su verdadero nombre. En el cuento original se supone que se rompe la maldición si alguien se enamora de la Bestia, pero aquí no es así. Por eso al no ser exactamente igual que «La bella y la bestia» no sé si se podría considerar retelling exactamente o simplemente algo que tiene muchos guiños… ¿Qué pensáis?

En cualquier caso, la novela me ha resultado muy fresca y el rey demonio me ha cautivado por completo. También he descubierto que la autora continuó con esta serie, haciendo otros retelling de otros cuentos como Cenicienta («Gilded Ashes») y Caperucita Roja («Crimson Bound»), los cuales parece que son una especie de secuela porque guardan algún tipo de relación entre sí. Sin embargo, en español no hemos vuelto a tener noticias de ellos.

 

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 7.5
Amor: 7.5
Estilo: 7.5
Trama: 7.5
 Ambientación: 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.